banner el autor
barra blanca
boton descargas
boton manuscritos

Bibliotecas

Reseñas
boton sitios de interes
boton contacto

Publicaciones

Crítica sobre "Diarios del cielo"

Edmundo Retana - Costa Rica
En los suburbios del cielo

Diarios del cielo, del escritor uruguayo Jorge Palma, es un poemario sobre como la esperanza puede a veces asentarse sobre la nostalgia. La primera parte (Diarios íntimos) vuelve a los cielos de la infancia, lugar desde donde se escribe todo el libro. Pero no se trata de la nostalgia del  paraíso sino de la constatación de un mundo perdido que se busca a través de la palabra: Quiero creer que…las rejas de los patios/encendidos donde te besaba/ viven aún en la memoria/ del aire/.Desde allí el poeta se asoma a su primer desconcierto: no sabía nada/ y la vida corría/ por todas las habitaciones/ del invierno/. Temor y temblor, nombre de la segunda parte del poemario, lleva ese primer asombro de la infancia al mundo presente de las vivencias cotidianas, donde un hombre lanza una blasfemia antes de entrar al mar, una niña trae al mundo/ un racimo de luz, y no se sabe si los perros de la soledad en calles oscuras/ y plazas desiertas son realmente perros o los tres rostros/ del infierno. Pero, aún así, alguien decidió/ que la vida continuara mientras el poeta sienteel aire que respira como una bendición entrecortada. La lluvia que ya se anunciaba en la primera y segunda parte como un telón de fondo de la nostalgia : llovía todo el cielo/ en la ciudad, reaparece en la tercera parte del poemario como una señal de permanencia en el mundo, a pesar del polvo/ y el dolor/ de los muertos/, a pesar de no saber si es Dios quién golpea la puerta del alma en la madrugada, y de no saber tampoco de quienes son esas huellas en la arena/ al borde del mar. Desde la nostalgia de ese río interminable/ que no regresa, el río de la infancia, el río de la vida, Jorge Palma nos lleva a recorrer  los suburbios/ del cielo, a través de un libro que decanta su esperanza en un  lenguaje luminoso y claro,  no efectista, y que expresa y evoca la sensibilidad entrañable de un hombre cuyo oficio mayor es la poesía.

barra azul

Hugo Acevedo
Diario La República 17 de diciembre de 2006

Jorge Palma nació en Montevideo, el 24 de abril de 1961. En el decurso de su dilatada trayectoria literaria en el género poesía, publicó "Entre el viento y la sombra" (Banda Oriental, 1989), "El olvido" (Ediciones de Trilce, 1990) y La vía láctea (Ediciones de Trilce, 2006). Asimismo, "La destrucción de la sangre" fue incluida en la antología "Aldea Poética", editada por Editorial Ópera Prima, de Madrid, en 1997.

Algunos de sus composiciones fueron publicadas por la revista virtual Letralia de Venezuela, en el año 2000.
El destacado escritor uruguayo también es autor de un libro de cuentos, "Paraísos artificiales", editado por Trilce, en 1990, y de "Alguien respira en la sombra", que integró la antología "La cara oculta de la Luna", Narradores jóvenes del Uruguay" (Linardi y Risso, 1996).

Palma sobresale por un impecable manejo tanto de la forma como del contenido, un adecuado uso de la cadencia y la musicalidad y una llamativa habilidad para entretejer palabras ya desgastadas por el uso poético, a las que suele otorgar un nuevo y original fulgor.

"Diarios del cielo", la nueva obra poética del talentoso escritor, nos confronta con la particular estética metafórica y emocional del gran bardo uruguayo.

La frase del genial Franz Kafka que sirve de escueto e involuntario prólogo a la obra, "Fuimos creados para vivir en el paraíso. El paraíso estaba destinado a servirnos. Nuestro destino ha sido modificado", resume -con particular elocuencia- el eje temático de la obra: la pérdida, la sensación de exilio en cuanto a todo lo que se deja por el camino y una forma de sentirnos excluidos de nuestro propio mundo interno.

La poesía de Palma tiene la profundidad de lo sencillo, se permite ahondar en cuestiones metafísicas con la misma llaneza de lenguaje con la que retrata la marginalidad, tanto económica como social o la añoranza de la reunión familiar, la tibia contención del grupo como inexpugnable fortaleza ante la soledad.

El decir poético del insigne vate compatriota recuerda a poetas tan aparentemente disímiles como Neruda, Gelman, Vallejo o Sabines, pero es claramente identificable la intransferible impronta de Palma, poseedor de un estilo propio que conforma un corpus poético realmente intransferible.

Una de las principales características de "Diarios del cielo", que es una constante de la toda la producción poética de Jorge Palma, es la descarnada sinceridad y la frontal capacidad del poeta de bucear, con honestidad y sin subterfugios, en las miserias humanas.

El autor retrata, con igual sencillez y franqueza, sus amores, sus dudas y temores existenciales, ante la vejez, la caducidad del cuerpo y la mente, la muerte y los momentos de intimidad cotidiana en el seno de la familia, esos instantes que muchas veces no valoramos, pero que el poeta rescata entrañablemente con fino lirismo.

Palma desestima todo eventual barroquismo, que, en muchos autores, oculta la falta de sustancia y de originalidad. El poeta se muestra, más allá de su don para rescatar la emoción en un papel, dolorosa y gozosamente humano.

A pesar de la apelación a un lenguaje sencillo, aunque no vulgar, y la aparente falta de estructura en la poesía de Jorge Palma, cada composición de "Diarios del cielo" posee una innegable cadencia natural, una música y una forma propia.

La obra conforma un heterogéneo pero bien definido cuerpo poético, en el cual el sensible creador uruguayo se nos revela, una vez más, en toda su humanidad, potencia creativa y talento literario.

barra azul

© 2009 Jorge Palma - labrador@jorgepalma.com.uy - www.jorgepalma.com.uy